Bienvenida modernidad:
revistas en La Araucanía y la construcción de la hegemonía
1

Welcome Modernity:
Magazines in La Araucanía and the Building of Hegemony

Bem-vinda modernidade:
revistas na América Latina e a construção da hegemonia

Luis Alejandro Nitrihual-Valdebenito2, Stefanie Pacheco-Pailahual3, Juan Manuel Fierro-Bustos4

1 Este artículo recoge resultados del proyecto DIUFRO DI13-0024, financiado por la Universidad de La Frontera; también corresponde a parte del proyecto financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico de Chile, FONDECYT n.° 1120904: "Medios de comunicación, discursos y poder: representaciones e imaginarios sociales sobre la justicia/injusticia en torno al 'conflicto Estado-nación y pueblo mapuche' en los relatos producidos por la prensa y sujetos de la región de la Araucanía"

2 Universidad de La Frontera, Temuco, Chile.
luisnitrihual@gmail.com

3 Universidad de La Frontera, Temuco, Chile.
ianyez2@gmail.com

4 Universidad de La Frontera, Temuco, Chile.
jmfierro@uiro.cl

Recibido: 2013-01-26
Envío a pares: 2013-02-01
Aprobado por pares: 2013-04-08
Aceptado: 2013-05-20

Para citar este artículo / To reference this article / Para citar este artigo

Nitrihual-Valdebenito, L. A. & Pacheco-Pailahual, S. Agosto de 2013. Bienvenida modernidad: revistas en La Araucanía y la construcción de la hegemonía. Palabra Clave 16 (2), 398-418.


Resumen

En el presente artículo realizamos un análisis de los editoriales de las revistas publicadas en la región de La Araucanía, en el sur de Chile, entre 1912 y 1938. A partir de una metodología basada en el análisis del discurso, se logra evidenciar que las revistas magazines constituyeron una pieza clave en la instalación de la modernidad en un contexto histórico marcado por la interculturalidad.

Palabras clave

Modernidad, industria, revistas, hegemonía (Fuente: Tesauro de la Unesco).

Abstract

This article offers an analysis of the editorials that appeared in magazines published in the Araucanía region, in southern Chile, between 1912 and 1938. Using a methodology based on discourse analysis, the authors show the magazines played a key role in instituting modernity in a historical context marked by interculturality.

Key words

Modernity, industry, magazines, hegemony (Source: UNESCO Thesaurus).

Resumo

No presente artigo realizamos uma análise dos editoriais das revistas publicadas na região de La Aracanía, no sul do Chile, entre 1912 e 1938. A partir de uma metodologia baseada na análise do discurso, pode-se evidenciar que as revistas magazines constituíram um elemento fundamental na instalação da modernidade em um contexto histórico marcado pela interculturalidade.

Palavras-chave

Modernidade, indústria, revistas, hegemonia. (Fonte: Tesauro da Unesco).



Planteamiento del problema

Dentro del complejo contexto de relaciones culturales, económicas y sociales que se producen en la región de La Araucanía5 surgen interrogantes relacionadas con la articulación de discursos que buscan mantener la hegemonía. Entendiendo el discurso como una práctica social (Fairclough, 2008) resulta interesante y necesario dilucidar cuales serían los mecanismos que se utilizan en el escenario de La Araucanía para mantener el control social y cultural. En específico, interesa explicar cómo se utiliza la prensa local para tales efectos. En torno al análisis de los procesos de mediaciones en contextos interculturales se han realizado variadas investigaciones (Carrasco, 1998a y 1998b; Del Valle, 2004; Nitrihual, Mayorga y Fierro, 2012). Escasea, no obstante, una perspectiva más histórica que permita establecer conexiones, colocar un telón de fondo donde los hechos contingentes se mueven con regularidad y permiten, por qué no, proyectar lo que vendrá.

Es particularmente necesario conocer el origen de la articulación de estos discursos, más específicamente conocer sus primeras manifestaciones, en la variedad de los géneros de la producción periodística, desde el primero de ellos, el de la prensa escrita. Podemos establecer inicialmente que no existen investigaciones asociadas al género 'magazines' en La Araucanía, por lo que resulta de especial importancia estudiar el rol de las revistas en este proceso y, específicamente, cómo desde sus géneros dictaminaban directrices en torno al modelo de desarrollo.

Las revistas corresponden a un tipo de publicación periódica que se distingue del resto de los géneros de la prensa por tener una forma particular de presentar sus contenidos, ya sea en su formato, diagramación, innovación estética, etc. También se caracterizan por poseer un alto nivel de segmentación de público, pues establecen públicos determinados en función de las temáticas que desarrolla.

Así, a partir de una revisión de los editoriales de las revistas publicadas en La Araucanía entre 1912 y 1938, tenemos como objetivo demostrar cómo los discursos de dichas publicaciones sirvieron para instalar las ideas de modernidad y civilización en el contexto de las relaciones interculturales entre el pueblo mapuche y el Estado-nación chileno.

El supuesto de investigación que tenemos es que las revistas de La Araucanía, como corresponde a la tradición moderna de la prensa escrita, buscaban ofrecer un panorama 'civilizado' de La Araucanía a sus lectores, tratando de evitar las referencias al mundo indígena ancestral (tradiciones, cosmovisión, prácticas) y, cuando se hacía referencia a éste, utilizándolo para describir las situaciones sobre las que se debe 'avanzar'. El principal objetivo manifestado en sus editoriales es el de invisibilizar al pueblo mapuche a través de la promoción de un modelo liberal, manifestado en la producción económica industrial y de las 'artes', por un lado, y, por el otro, entregando 'cultura' a los habitantes de La Araucanía, principalmente fomentando la literatura romántica.


Antecedentes. La Araucanía: desarrollo de un sistema de revistas. Inicios del siglo XX

La Araucanía presenció de forma tardía y violenta los procesos de modernización, tuvo que asumirlos a la fuerza y con la presión de los factores económicos y jurídicos que se le presentaban. La incorporación de este territorio -mediante la fuerza militar en la llamada 'Pacificación de la Araucanía'- tuvo motivos económicos. Se necesitaba incorporar esta área productiva para el país, que se encontraba agobiado por la inversión bélica en el norte (Guerra del Pacifico6 de 1879-1883).

Estos procesos modernizadores fueron difíciles para el Estado chileno, pues deben entenderse, siguiendo a Salazar (2004), como una disputa entre las élites políticas chilenas que promovían, por un lado, el desarrollo mercantil y, por otro, el desarrollo industrial. Esta disputa terminó con el triunfo de la mirada mercantil sobre el desarrollo industrial, lo cual llevó a la concreción de un sistema económico de exportación de materias primas sobre la producción de mercancías manufacturadas.

En este marco, la anexión de La Araucanía era fundamental para sostener un modelo de exportación de materias primas. Así, en el marco de la interculturalidad manifiesta en la región, tuvo que someterse de forma agresiva la diversidad cultural mediante prácticas de violencia física (matanza de 'indios') y violencia simbólica (invisibilización, cristianización y educación occidental como modos de sometimiento).

En lo que se refiere a la prensa, ésta fue apareciendo en el territorio a la par con las anexiones que el ejército chileno realizaba con la fundación de ciudades y fuertes militares. Se crearon medios de prensa tales como El Malleco (1877), El Eco del Sur (1883), El Cautín (1887) y El Traiguén (1887). De forma general, puede distinguirse en la prensa de La Araucanía una posición de adhesión y concordancia con el discurso que mantenía el Estado chileno en el proceso histórico-jurídico de la incorporación de las tierras de Arauco. Se veía con buenos ojos la incorporación de este territorio al Estado, se reconocía de buena manera el proceso (incursión del ejército, ingreso de colonos, incorporación de instituciones occidentales: industria, educación, justicia, etc.) y se alentaba a llevarlo a cabo con más fuerza (Pacheco, 2012).

Según lo investigado por Pacheco (2012) en relación con los magazines en La Araucanía, entre 1913 y 1948 se publicaron veintidós revistas, la mayoría de fugaz vida. La primera en aparecer fue La Revista Comercial, la cual tuvo alrededor de un año de existencia entre 1912 y 1913. Se publicaba con la intención de contribuir al crecimiento económico de la región.

En 1913 aparecen dos revistas en la región, La Revista de Malleco y Austral. Esta última fue editada en la ciudad de Valdivia, pero con una versión para Temuco con contenidos locales. Austral fue la primera en incorporar colores en sus ilustraciones y su precio era de 50 centavos, su director y propietario era A. Mauret Caamaño. Al igual que La Revista Comercial, apuntaba a apoyar el desarrollo industrial del sur de Chile. Sus contenidos eran notas sobre la región, relatos sobre temas populares y literatura. Incorporaba fotografías e ilustraciones tipo caricatura de personajes de la zona austral.

La Revista de Malleco, la primera de esta provincia, editada en la ciudad de Angol, se publicaba todos los domingos y perduró hasta 1914. Con una edición de veinte páginas enfocaba sus contenidos hacia la juventud, con publicaciones literarias de poesía, novelas y cuentos. Apostaba por la educación y el conocimiento de los jóvenes, para que fueran productivos y contribuyeran al progreso nacional. Así lo manifestaba en su editorial:

El cuento, la novela, la anécdota, el verso, en fin, son recursos que contribuyen a la importancia de una Revista destinada a la juventud i al pueblo, ambos núcleos que representan, respectivamente, la intelectualidad i el esfuerzo i constituyen, en su orden, la parte dirigente del porvenir de Chile i el factor de todos los adelantos i progresos materiales.

En su primera edición, la primera página interior está dedicada completa a José Bunster, con una fotografía y una pequeña reseña, donde se destacan las cualidades de Rey del Trigo, como "su inteligencia y su alta visión para adivinar los secretos del porvenir".

Era común que los medios de la época alabaran a los empresarios y políticos, un modelo de país que desesperadamente quería alcanzar niveles industriales. La autora hace notar que en la región, al entrar tarde a este proceso, se generaba cierta ansiedad y presión en algunos sectores, lo que se percibía en los contenidos de la prensa de la época.

Los medios escritos se encontraban revolucionados con el surgimiento de la revista Zig-Zag en 1905. Su exitoso modelo motivaba a replicarlo, por lo que, en la década de 1910, cinco revistas vieron la luz en la región. Tic-Tac se publicó en 1914 con una fuerte presencia de fotografías, más que sus antecesoras en la región, y destacó por la incorporación de fotografías de mujeres de la época, algunas usando prendas del pueblo mapuche, aspecto que otras revistas locales no habían incorporado. Se distribuía semanalmente, con una edición de 16 páginas.

En 1919 nació la revista Traiguén al Día y, al igual que La Revista de Malleco, publicó en su primera página una fotografía del gobernador del departamento, Francisco Otonne. Era confeccionada por la imprenta Austral, que también imprimía la revista de mismo nombre de 1913. Publicaba recetas, información de moda, columnas de organizaciones, etc., que la perfilaban a un público más popular.

En la década de 1920 apareció una sola revista, Ensueños, las otras habían dejado de publicarse. Tenía 12 páginas y era fabricada en la imprenta El Colono. Se publicaba en la ciudad de Lautaro, su temática era las artes y actualidades. El segmento de público al que apuntaba era la juventud lautarina. Promocionaba la poesía y sus directores y propietarios fueron Inés del Solar y Amable Palma.

Ya en la década de los treinta nació en Temuco7 la primera revista religiosa no católica, Alma Hebrea, una publicación judía que buscaba dar a conocer la cultura hebrea, dando tribuna a intelectuales judíos justo cuando se iniciaba la campaña del antisemitismo. Como destaca su editorial: "En Alma Hebrea expondremos todas las cualidades y dotes espirituales, intelectuales, del judaísmo universal que llega a nuestro alcance, como a su vez nos ocuparemos en dar a conocer al lector la falange intelectual israelita que exista en el país que generosamente nos cobija".

Su director era Isaac de Mayo, el valor de un número de la revista era de 60 centavos y tenía una extensión de 12 páginas. En 1935 dejó de editarse.

También en 1931 se publicó Oasis, como órgano del Liceo Particular de Victoria, con 12 páginas y un costo de 60 centavos. Fue la primera de esa comuna y la segunda de la Provincia Malleco. No logró permanecer circulando más de un año. También resultó ser pionera en cuanto a revistas estudiantiles de la región.

En 1930 continuó la gran producción de revistas: en la ciudad de Angol se publicó Minerva (1932), de carácter literario, que se mantuvo hasta 1933; en 1934 en la ciudad de Traiguén, Revuelos, la segunda de su tipo en cuanto a revistas estudiantiles; Sud-Terra (1937), con 40 páginas, apareció también en Angol, pero se distribuía en toda la zona sur (de Concepción a Magallanes) del país. Lo que resulta interesante de esta revista son sus planteamientos políticos, pues estos ejemplares trataban de mantenerse al margen de las discusiones ideológicas o de administración del poder. Era una abanderada del regionalismo y apoyaba la redistribución de las riquezas de las regiones en los territorios que las producían: "Al lanzar este primer número de la revista 'Sud-Terra', nos guía el propósito de aunar las provincias del sur en sus diferentes actividades, para así absorber nosotros mismos el fruto de nuestros propios esfuerzos (...) El regionalismo, junto a su agricultura, comercio e industria, marcará en Sud-Terra, el paso de progreso en que se encuentra".

Sud-Terra tenía un valor de 80 centavos, su director fue Bernando Bertrand y se publicaba en la imprenta El Colono, al igual que las revistas Minerva y Revuelos. Al cerrar la década de los treinta, apareció Reflejos en la ciudad de Nueva Imperial (1938). Esta tenía una distribución quincenal y un precio de 80 centavos.

En suma: el cariz de las revistas de la década de 1910 fue la vida social, de 1920 la vida literaria y de 1930 la entretención, mientras en la década de 1940 las revistas Travesía e Instante lograron interpretar al máximo el modelo de magazine en la región. Todas las revistas, en suma, constituyen una pieza clave en el proceso de 'civilización'" de La Araucanía.


Sustentación teórica: la construcción del objeto

Son los grupos dominantes quienes influyen fuertemente en la definición de los patrones culturales, pues utilizan diversos mecanismos para generar un campo simbólico proporcional a sus intereses. Bourdieu (1979) analiza los mecanismos de interrelación entre grupos dominantes y dominados en el campo de la cultura. Esta relación, no obstante lo que afirma Bourdieu, se da en un proceso complejo en el que la construcción de la hegemonía pasa por la incorporación de los valores, gustos, experiencias y sentidos de las clases subalternas (Zizek, 2003). La introducción de esta complejidad permite entender la penetración de la ideología en todos los segmentos de la población. Por tanto, no se trata, fundamentalmente, de entender el proceso de construcción de una hegemonía en términos de inoculación de mensajes 'falsos' a través de los medios de comunicación, sino de su relación dialéctica y contradictoria.

Así, los medios de comunicación, a través de la producción de discursos, entendidos como prácticas sociales (Fairclough, 2008; Abril, 2007), se constituyen en el objeto deseado por parte de todas las clases sociales. En este sentido, se cumple lo señalado por Foucault (1992) en el sentido de entender que el discurso no sólo es algo a través de lo que se lucha sino, de manera aún más importante, por lo cual se lucha. No cabe duda, en este sentido, de que apropiarse de los medios de comunicación para crear un sistema de representación acorde a los intereses de la clase es una cuestión básica para ejercer la dominación.

El espacio cultural así construido es un espacio de luchas (Gramsci, 2009) por la apropiación de la palabra, por dictar las normas del saber y del sentir.


Estado chileno, modernidad y cultura de masas

El estado-nación chileno se construye, en gran parte, con base en elementos de la modernidad y la tradición europea (Ossandón y Santa Cruz, 2005; Nitrihual, Fierro et al, 2011). Busca incorporarse de forma rápida y algo ansiosa a los procesos modernizadores, que en Europa ya llevaban desarrollándose por varios siglos. En este marco internacional, como señalamos antes, el país desplegaba un capitalismo retrasado, basado en la producción y exportación de materias primas al viejo continente.

Ossandón y Santa Cruz (2005), para ilustrar los procesos culturales, hacen referencia a dos etapas de desarrollo del capitalismo moderno. Primero se remiten al siglo XIX que, a nivel general, se caracterizó por el crecimiento urbano y la incorporación de nuevas energías en los procesos productivos, que permitió la mecanización de la industria y que tuvo su expresión comunicacional en la incorporación de tecnología asociada a la industria de los medios (el daguerrotipo y la fotografía) y en la introducción de la prensa liberal moderna.

La segunda etapa se puede reconocer en el siglo XX. Aquí se produjo la separación de la industria de la agricultura, la supremacía de la energía eléctrica, la aparición del automóvil, la irrupción de nuevas industrias como la química, la de servicios y de metales. También se distinguió la red de industrias asociada al mejoramiento de la calidad de vida en las ciudades (agua, electricidad, servicios sanitarios, salud, transporte). En lo comunicacional, emergió el cine, la publicidad de masas, la radiofonía, y con ello, también, las estrategias comunicacionales de características políticas.

Los autores sostienen que la industria cultural tiene como objetivo naturalizar la modernidad. Sociabilizarla a través de sus distintos mecanismos mediáticos: "circulan un conjunto de estrategias discursivas que apuntan, a la construcción de un sentido común y un imaginario de país y sociedad" (pp. 23-24). Distinguen como una de las funciones de los medios de comunicación la incorporación de sentidos específicos a determinadas prácticas, asociando conceptos como industria y progreso, urbanización y civilización, etc. En torno a esta función, algunas de las acciones que destacan son: la vulgarización del conocimiento científico, la difusión de las novedades tecnológicas y la incorporación de iconicidad (fotografía y lenguaje). Estos vendrían a conformar un entramado de significados que permitirían solventar y llenar de sentido los procesos político-económicos que se llevaban a cabo.

Bajo la crisis social de los años 20 (siglo XX), los medios de comunicación buscaron mostrar aspectos de la 'vida cotidiana' que resultaban gratificantes, tales como la urbanización, la expansión del sistema educacional, la tecnología y la industria cultural (Ossandón y Santa Cruz, 2005). Es en esta etapa cuando el papel de la industria cultural toma un rol preponderante, pues a través de sus distintos mecanismos comienza a cimentar la idea del progreso asociado al acceso a elementos y símbolos materiales. Las revistas, incorporadas de forma progresiva a la vida cotidiana, suministraban imaginarios a lo que los autores llaman "las mayorías masivas y populares".

Lo realizaban concretamente a través de los anuncios publicitarios insertos en los magazines, transmitiendo principios, valores, significados y expresiones a través de la poesía clásica y romántica, que abundaba en estas publicaciones. También aportaron a este proceso los editoriales y otros géneros de opinión que generaban directrices para aspectos de la vida pública y privada de sus lectores (con especial énfasis en los jóvenes y las mujeres).

Hay que considerar, en honor a la complejidad, que la delimitación de géneros periodísticos era inexistente durante los primeros años del siglo XX. En la prensa se asistía más bien a una promiscuidad de géneros (Chillón, 1999). Específicamente en Chile, esto se revela en el estrecho vínculo que se dio entre literatura y periodismo y el cruce constante de escritores en las redacciones de los diarios (Nitrihual y Mayorga, 2012).

Las revistas de la época (1912-1938) tenían distintas orientaciones, entre las cuales pueden distinguirse las artístico-literarias, políticas, satíricas, cotidianas, sociales, deportivas e informativas-culturales, entre otras. Las revistas surgieron cuando los periódicos ya habían abierto el camino en el campo periodístico. Dos fueron las funciones de la incipiente empresa de las publicaciones: la primera fue la divulgación y 'vulgarización' del conocimiento, y la segunda fue su comercialización en el ya emprendido camino comercial del sistema de medios de comunicación.

En cuanto a la divulgación, las revistas jugaron un rol fundamental, pues popularizaron la literatura. La utilización del concepto de vulgarización por parte de Ossandón y Santa Cruz (2005) obedece a un 'rescate lingüístico' de la denominación que le daba la élite chilena al proceso en el cual los contenidos se simplificaban y se distribuían al mundo popular.

En cuanto a la comercialización, las revistas constituyeron parte de la masificación del sistema de prensa chileno, el cual, durante la segunda mitad del siglo XX, tendría una época dorada con tirajes masivos y, por supuesto, con importantes riquezas generadas de esta masificación. Iconos en Chile de esta masividad fueron las revistas Zig-Zag (1905), Pacífico Magazine (1913), Sucesos (1903) y Corre-Vuela (1908).


Perspectiva metodológica y modelo de análisis

Las fuentes metodológicas utilizadas para realizar la investigación derivan fundamentalmente de Bolívar (1997). Los editoriales se pueden analizar de acuerdo a los cambios en el diálogo del texto de opinión. Observamos éstas a través de las categorías que Bolívar denomina tríada: el Iniciador (I), el Seguidor (S) y el Cierre (C). Las conclusiones de esta investigación sólo son válidas respecto al corpus seleccionado y del momento socio-histórico en que se enmarca el discurso examinado. En consecuencia, el análisis de las estrategias y de los tópicos (van Dijk, 1992) fue realizado a partir del concepto de 'texto en situación' (Bolívar, 1997), lo que implica tomar en cuenta las variables circunstanciales del contexto social en que se enuncia el discurso: quién dice qué, cómo, cuándo, dónde y con qué propósito.

Bolívar utiliza el término negociación, haciendo referencia al sentido de negociar con el objeto de producir un determinado resultado lingüístico en el texto. Para seguir la interacción del que construye el texto es necesario tomar en cuenta las características de las oraciones que inician y reinician o insertan los temas, para luego ver qué ocurre en el desarrollo del discurso, cómo se progresa de un momento a otro (Iniciador, Seguidor y Cierre). La autora estima que la evaluación tiene un valor estructural en el discurso porque contribuye a crear la estructura interna del texto. Sus estudios están directamente relacionados con los editoriales; para sus análisis ha establecido que la negociación de las opiniones genera estructuras de tres partes en las que se comienza con un tema, se lo mantiene y se da una opinión. Para ella, las estructuras se crean en la progresión lineal y se caracterizan porque temáticamente están arcadas por juicios de valor (cómo es el mundo, cómo podría ser y cómo debería ser) (Bolívar, 1997).

Para realizar lo que Bolívar llama 'evaluación' se debe recurrir a las categorías de la tríada, unidades que considera básicas para analizar discursos escritos. "Tres tipos de elementos estructurales, que llamo turnos, y que tienen funciones muy diferentes: el Iniciador (1) introduce un tópico o subtópico, el Seguidor (S) lo mantiene o rechaza, y el Cierre (C) termina con la doble función de cerrar un pequeño ciclo comunicativo y de dar una opinión" (Bolívar, 1997, p. 13).

Hemos incorporado los conceptos de 'modernidad/industria' y 'modernidad/cultura' para que hagan de variables al momento de establecer relaciones que permitan responder con mayor profundidad a los objetivos propuestos en la investigación.

El corpus está constituido por los editoriales de las primeras ediciones de revistas de La Araucanía entre 1912-1938, específicamente La Revista Comercial (1912), Austral (1913), Tic-Tac (1914), Traiguén al Día (1919), Ensueños (1921) y Reflejos (1938). Estas corresponden a revistas producidas o con circulación y referencia directa al público de La Araucanía en el periodo señalado anteriormente. Se excluyeron de esta investigación las revistas estudiantiles y religiosas, por su especificidad en el público, declarada por ellos mismos en sus publicaciones. En la selección del corpus primó la temática abierta y transversal en las revistas.

Con respecto a los procedimientos de recolección y de análisis de los datos, se utilizó el sistema de párrafos para segmentar los textos en unidades de análisis. Luego, se diseñó una matriz de recolección de datos, en la que se vació la información seleccionada. La matriz consta de cinco columnas: párrafos, tríadas, texto, concepto de modernidad-industria y concepto de modernidad-cultura.

A continuación presentaremos los principales resultados del análisis. Lo haremos en torno al análisis de cada una de las revistas del corpus seleccionado:


La Revista Comercial. Temuco, 15 de diciembre de 1912

Esta revista, la primera en editarse en la región, en su editorial se presenta como una publicación de contenidos comerciales. Esto era entendido en la época como un espacio para el avisaje publicitario, no obstante, esta publicidad iba acompañada de columnas de opinión referidas a la industria local y nacional.

En el editorial analizado se desprende el argumento referido al estado de la región. La Revista Comercial plantea que este territorio es propicio para ser explotado y describe sus recursos naturales, situándolos en el contexto extractivo industrial. Esta revista, en su editorial, presenta patrones eminentemente moderno-industriales; su mirada de mundo mantiene lineamientos ideológicamente vinculados al liberalismo: "Nos presentamos hoy al publico de la frontera, y al de Temuco en particular, diciéndoles que no anhelamos otra cosa que trabajar por los intereses comerciales, industriales y agrícolas de esta zona, que son los del país en general (...)".

Aquí, además de describir un panorama desde el punto de vista económico capitalista, se dictamina cuáles son los sectores en los que se debería intervenir, precisando que también son los que deberían importarle al país.

Se destaca que, junto con la descripción económica del paisaje, se recalca la propiedad chilena sobre éste: "En este Chile Austral en que los correntosos y cristalinos ríos se prestan admirablemente al desarrollo industrial y agrícola del país; en este jirón del suelo chileno en este que el comercio, la industria y la agricultura comienzan a manifestar señales de existencia (...)".

Además de dejar en claro a quién pertenece la administración y propiedad del territorio, el editorial agrega las directrices productivas por la cuales debería ceñirse.


Austral: Semanario ilustrado de actualidades

Era una revista editada e impresa en la ciudad de Valdivia, pero con ediciones especiales para Temuco. El argumento que presenta el editorial analizado es mixto; se distinguen elementos moderno/industriales y moderno/ culturales. Al igual que La Revista Comercial, fija como uno de sus objetivos la producción industrial, pero de forma más solapada. Así describe a Chile: "Pensamos que el país es eminentemente industrial y que es la industria su único porvenir".

En el segundo párrafo comienza la descripción temática. Aquí aparece la posición por la temática 'alta cultura'. Esto se puede desprender de las relaciones que hace entre 'cultura' y 'bien moral', lo que se ve nuevamente apoyado en el siguiente párrafo, donde se dirige a la clase obrera. Bajo el argumento de Bourdieu (1979), se trataría de uno de los mecanismos en que la clase dominante trataría de validar su dominio. La acción de incorporar al público popular (excluyendo a los no trabajadores formales) es innovadora, ya que la anterior revista no hace alusión a clases o sectores específicos, aunque, por las declaraciones antes analizadas, se puede leer entre líneas que está dirigida a quienes ostentan el poder económico, pero no hacen referencia a otros sectores.

En los párrafos cinco y seis continúa la referencia a la producción industrial y se describe la zona como generadora de productos de calidad, dotada para competir con la producción nacional. Se le figura como agente de progreso y comodidad.

El argumento industrial cierra anexando lo cultural-productivo. En el párrafo siete se sitúa en posición ejemplar la figura del colono como agente de prosperidad. Allí se relaciona la figura del colono (extranjero, europeo) y su modelo de vida con el éxito y las capacidades cognitivas. "Extranjero/patrón de producción/nivel de conocimiento".

Se muestra lo extranjero como un modelo digno de imitar, en cuanto a su forma de trabajar y producir. No sólo se asocia esto a una actitud particular frente a la vida, sino que se relaciona con capacidades cognitivas y con una determinada carga moral.


TIC-TAC. Revista semanal. Temuco. Chile 11 enero de 1914

TIC-TAC se declara la primera revista dedicada a las artes en la ciudad de Temuco. También se atribuye una labor divulgadora de (alta) cultura, formando valóricamente a los ciudadanos a través de la literatura. Esto se ve reforzado en el párrafo dos donde se autoencomiendan la tarea de asistir intelectualmente a este sector tan 'merecedor' de ser potenciado:

"Emprendemos esta magna tarea de rehabilitar ante la intelectualidad del país este pueblo, emporio de riquezas, hermosos por sus encantadoras montañas, divino por sus simpáticas mujeres y grande por el empuje de sus habitantes".

La premisa del medio es que la ciudad de Temuco necesita estar a la altura cultural de Chile. Aquí vemos claramente distinguida una de las funciones que Ossandón y Santa Cruz (2005) otorgan a la industria cultural como la capacidad de 'cotidianizar' y naturalizar la modernidad. En esta región, el Estado chileno tenía la imperiosa necesidad de establecer e internalizar en sus habitantes su aparataje simbólico, los periódicos y las revistas debían 'bajar' y cohabitar con los estratos más bajos. La prensa en Chile había surcado por distintas etapas; recién en 1855, cuando nació la llamada era de la prensa mixta (Santa Cruz, 2011), las publicaciones tomaron un cariz más transversal y comenzaron a desprenderse de contenidos más ligados a las élites para acercarse a los sectores más populares.


Traiguén al día. Primera quincena de Marzo 1919

Esta revista, la primera no producida en Temuco ni dirigida a su público, siguió la senda de sus predecesoras. En su editorial reproduce el argumento de la transversalidad, y sólo hace referencia a los grupos sociales a los que pretende llegar, no ahondando en la temática de sus contenidos, algo que venían realizando los anteriores magazines: "Las autoridades, los particulares todos, las sociedades de obreros o deportivas y sin olvidar los simpáticos scout tendrán en las columnas de «Traiguén al día» su verdadero regazo ya que encontraran en ella recetas útiles, reminiscencias de modas, noticias varias y lectura amena y moral (...)".

Aquí se recurre a relaciones entre los conceptos de contenidos útiles/sujetos productivos/suministro moral. También se desprende que el patrón de producción está dirigido fundamentalmente a suministrar material simbólico a los sujetos que están bajo la lógica de producción imperante, no sólo con la idea de generarles un determinado campo de sentidos para comprender el sistema, sino también para entregar componentes morales.


Ensueños. Lautaro, 4 de agosto de 1921. Órgano de la Juventud Lautarina

Esta revista de la comuna de Lautaro se presenta como eminentemente literaria. En su editorial no aparece mencionado el interés por 'culturizar' a un determinado grupo social (exceptuando la segmentación inicial, la juvenil); sólo se apela a la difusión de la producción literaria, especialmente la poesía. "Dedicado a las personas amantes de lo bello, de lo noble y de lo bueno (...) queremos verles coronados con la aureola del triunfo, y, para ello, solicitamos la cooperación de esa juventud culta y estudiosa (...)".

En estos dos párrafos se visibiliza su concepto en relación con la producción y apreciación del arte (literario), nivel educacional/gusto estético y el componente gusto estético/calidad humana.


Reflejos. Revista quincenal del Departamento de Imperial.

Lector (...): no es necesario que me presente ante ti a la manera del vulgo, esto es, con cierta trivial solemnidad (...)

La última revista del periodo analizado corresponde a una publicación de la ciudad de Nueva Imperial, comuna que tuvo gran auge económico en la época triguera de la región. Un sector productivo de esa magnitud debía tener mecanismos de difusión valórica del modelo. El editorial denota una actitud de superioridad frente al lector, en él se puede percibir una interpelación al lector más que la clásica invitación que hacían el resto de las revistas de la región.

En el párrafo dos, realiza una descripción halagadora de la geografía regional, alabando sus recursos naturales. Hace mención, también, de la indomabilidad de la zona. De aquí se desprende el interés temático-ideológico de la revista: encontramos la relación recursos naturales en bruto/desarrollo urbano y económico: "Mira tus campos ubérrimos, tus verdes colinas, tus ríos legendarios tus inmensos potreros, mira bien tus villorrios en que todavía dormita -encantamiento de los siglos!- el recuerdo de «Arauco no domado» y mira también, tus poblados en brazos de un progreso cada amanecer más floreciente -Carahue, Puerto Saavedra y Nueva Imperial...".


Conclusiones

Los argumentos presentados se alinean bajo la siguiente relación:

Ideología/público objetivo/contenidos.

Este orden no opera de forma lineal, sino de forma complementaria y circular. Según la ideología, que la entendemos como las directrices del modelo productivo, se establece un público objetivo para captar y al cual llegar con determinados objetivos. Es, en este sentido, una prensa propiamente moderna. Se logró confirmar que los contenidos tienen un enfoque cultural y alusivo a la industria. Este eje de la instalación de la modernidad se encuentra totalmente contrapuesto a los valores del pueblo mapuche, de presencia importante tanto en el radio urbano como en el rural de la región. En cuanto al público objetivo, encontramos que en varios de los casos se buscaba llegar a sectores populares, ya sea con el fin de difundir los propósitos de la industria, como también para ser agente formador a través de la masificación de la 'alta cultura'.

También se comprueba que existía la necesidad de suprimir la cosmovisión8 que hasta entonces imperaba en el territorio mapuche, introduciendo en su lugar los discursos de progreso asociados a la modernidad. Rediseñar el universo simbólico del territorio, resematizándolo, fue un objetivo prioritario de la publicaciones de la época.

En este marco, el análisis interaccional de los editoriales de las revistas muestra que la tríada es una unidad de análisis útil y válida para los propósitos de explicación de la información evaluativa en los textos escritos. También se ha visto que los turnos de cierre, los de tipo C, tienen la responsabilidad de transmitir las evaluaciones dominantes, vale decir, aquellas que se enfatizan y refuerzan. La incorporación de los componentes modernidad/industria y modernidad/cultura permite darle un contexto histórico-social al proceso de administración del universo simbólico.

En este marco, podemos concluir estableciendo la relevancia que tuvieron las revistas en la instalación de los sustratos fundamentales del pensamiento económico/político de la modernidad. Así, los medios de comunicación, en un marco general, suministran las coordenadas básicas desde donde se articula la realidad.


5 Región del sur de Chile. Una de las características centrales que marcan el recorrido histórico de esta zona es el largo conflicto intercultural que enfrenta al pueblo mapuche con el Estado-nación chileno. Desde su incorporación al territorio nacional en el siglo XIX, hecho ocurrido por intermedio de una avanzada militar ("Pacificación de La Araucanía"), con el consecuente asesinato de miles de mapuches, la zona comprendida desde el Río Bio Bio al sur ha vivido momentos de sangrientas revueltas que persisten hasta hoy. Demográficamente, en la actualidad casi un 20% de la población se declara mapuche.

6 Guerra del Pacífico que enfrentó a Chile con la Confederación Peruano-Boliviana.

7 Temuco es la ciudad capital de la región de La Araucanía.

8 La cosmovisión mapuche se caracteriza por su estrecha relación con la tierra y la naturaleza. Valores como la propiedad privada de la tierra resultaron ser tan distintos a los valores predominantes en la cultura mapuche que llevaron a la pérdida de millones de hectáreas que fueron 'compradas' en transacciones usureras.



Referencias

Abril, G. (2007). Análisis crítico de textos visuales. Mirar lo que nos mira. España: Editorial Síntesis.

Bolívar, A. (1997). "La negociación de la evaluación en editoriales españoles y venezolanos". En: BFuch, XXXVI, pp. 7-24.

Bourdieu, P. (1979). La distinción. Criterios y bases sociales del gusto. España: Taurus.

Carrasco, H. (1998a). "El mito del Estado Mapuche: discurso público y poesía". En: Actas Noveno Congreso Internacional de la Sociedad Chilena de Estudios Literarios, pp. 56-61.

Carrasco, H. (1998b). "La lógica del discurso público mapuche". En: Revista Lengua y Literatura Mapuche, 8, pp. 203-216.

Chillón, A. (1999). Literatura y periodismo: Una tradición de relaciones promiscuas. Barcelona: Universitat Autónoma de Barcelona.

Del Valle, C. (2004). "Genealogía crítica de la comunicación intercultural: mediocentrismo e invisibilización de lo étnico en los estudios interculturales". En: Revista Sphera Pública, 4, pp. 171-196.

Fairclough, N. (2008). "El análisis crítico del discurso y la mercantilización del discurso público: las universidades". En: Revista Discurso y Sociedad, 2, pp. 170-185.

Foucault, M. (1992). El orden del discurso. Barcelona: Siglo XXI.

Gramsci, A. (2009). Los intelectuales y la organización de la cultura. Buenos Aires: Nueva Visión.

Nitrihual, L., Fierro, J. y Mayorga, A. (2012). "El discurso público mapuche: construcción identitaria y diálogo cultural". En: Estudios sobre el mensaje periodístico, 18 (2), pp. 875-890.

Nitrihual, L. et al. (2011). Crítica y literatura en José Victorino Lastarria. Ancien Régime e Ilustración. En; Revista Historia y Comunicación Social, 16, pp. 97-110.

Ossandón, C. y Santa Cruz, E. (2005). El estallido de las formas: Chile en los albores de la 'cultura de masas'. Santiago de Chile: LOM Ediciones.

Pacheco, E. (2012). Análisis hemerográfico y genealógico crítico de la prensa en la región de La Araucanía en el período 1877-1948. Elementos para la articulación de su modo de producción bajo el capital. Tesis de Licenciatura para la obtención del grado de Licenciado en Comunicación Social. Temuco, Chile: Universidad de La Frontera.

Pinto, J. (2002). "Las heridas no cicatrizadas. La exclusión del mapuche en la segunda mitad del siglo XIX". En: Boccara, G. (2002). Colonización, resistencia y mestizaje en las Américas. Quito: Editorial Abya-Ayala.

Salazar, G. (2003). Historia de la acumulación capitalista en Chile. Santiago de Chile: LOM Ediciones.

Santa Cruz, E. (2011). La prensa chilena en el siglo XIX. "'Patricios, letrados, burgueses y plebeyos'. Santiago de Chile: Editorial Universitaria.

Van Dijk, T. (1992). La ciencia del texto. Barcelona: Paidós.

Zizek, S. (2003). El sublime objeto de la ideología. Argentina: Siglo XXI.


Inicio



 

 

 

Indexada en: ISI-Web of Science, Scopus (Q2), ISI - SciELO Citation, Index, SciELORedalycPublindex (A2), EBSCO-Fuente Académica, Ulrich's, Google AcadémicoDOAJDialnetLatindex (catálogo)InfoaméricaProQuest - Social Science Journals


Correo electrónico: palabra.clave@unisabana.edu.co
Canje: canje.biblioteca@unisabana.edu.co